Un porqué.

Yo si fuera horóscopo movería cielo y tierra para decirlo,
que la complicidad no es cosa de locos.

C pasaba veranos deseando encontrarse con E en pupitres.
Veranos sollozando que no llegara el mes de dejar de comer pizzas bajo techos con ruedas.
Portales con humo
Bordillos con hielos
Bancos fríos llenos de amor.

Eran tiempos mozos, donde ella no sabía muy bien donde dibujar arrugas ni esconder esbozos de risa, bailábamos por Barcelona en nuestra primera aventura de locos.

Ahora somos distancia, cambiamos residencias por esto de crecer tanto personal como profesional, Bélgica, Francia y Canadá han estado en este por medio que a veces parece una relación suicida.
Pero nos gusta la idea de compartir, tenemos un rincón donde guardar todo eso que no nos podemos abrazar.
Porqués, algún día rendiremos cuentas a los kilómetros dejándolos a cero, hacemos el arte de la distancia.

Anuncios

2 comentarios en “Un porqué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s